4. La consagración, es obligación o agradecimiento

Por años se ha definido la consagración o la santidad como una serie de requisitos o normas, que estamos obligados a cumplir. Pero la consagración debería ser el resultado de una persona con un corazón agradecido con Dios.
El problema es que desde pequeños hemos aprendido que para obtener algo, hay que hacer algo. Por eso nos cuesta entender lo que es la gracia de Dios y ser agradecidos, porque en el mundo secular no existe la gracia. Ya que la gracia, es recibir algo que no nos ha costado nada, y más aún, algo que no nos merecemos.
Si entendemos esto, no habrá problemas con la consagración. Este mensaje presenta una nueva perspectiva de la consagración.