Asistir a uno de nuestros servicios es una experiencia inolvidable, porque cada una de las tres etapas es cuidadosamente preparada.

Pre-Servicio

Llegando encontrará un ambiente cálido y amigable, pues más que una iglesia somos una gran familia que ha entendido qué, aunque todos somos diferentes todos tenemos la misma necesidad profunda de ser aceptados y amados. Llegando podrá disfrutar de un ambiente familiar. Si viene el domingo temprano podrá disfrutar de un sabroso café, pan, donuts, frutas y otros aperitivos más.

El Servicio
  • Desde el comienzo de nuestra reunión disfrutará de una atmósfera llena de la presencia de Dios, donde podemos encontrar paz para el corazón angustiado, dirección en medio de los problemas, fuerza para derrotar el desánimo, pero sobre todo, sentir el amor incondicional de Dios.
  • Usted podrá disfrutar de un tiempo de adoración maravilloso, guiados por nuestro excelente grupo de músicos y cantores, quienes se preparan para guiar a todos los presentes hasta la presencia de Dios.
  • Y también se deleitará con la predicación de la Palabra de Dios, ya que cada mes tenemos un tema que edifica nuestra vida personal y familiar. Al final de la predicación, tenemos un gran tiempo en la presencia de Dios, donde El afirma su Palabra en nuestros corazones.
Post-Servicio

Al final disfrutará de un ambiente de confraternidad, donde podrá compartir un tiempo con aquellos que al igual que usted hemos encontrado sanidad y restauración para nuestras familias.