Dios ha unido a jóvenes de diferentes lugares, con una gran trayectoria profesional, ministerial y espiritual, para formar un grupo de alabanza ungido, que semanalmente se preparan para crear una atmósfera de adoración que nos lleve a la presencia de Dios.

ESCUCHE NUESTRA ALABANZA.